EL JARDÍN MAJORELLE, UN LUGAR IMPERDIBLE DE MARRAKECH

No era la primera vez que visitaba Marrakech pero sí la primera vez que visitaba el maravilloso Jardín Majorelle. Había oído hablar mucho de este jardín el cual perteneció al diseñador francés Yves Saint Laurent, pero nunca cuadraba en el itinerario de Marrakech.

Pero esta Semana Santa lo coloqué en el listado de imprescindibles y fue lo primero que hice nada más llegar: visitarlo. El Jueves Santo no pudo comenzar de mejor manera, desayunando en La Table du Marché y poniendo rumbo al Jardín Majorelle.

Cuando llegué no daba crédito a lo que estaba viendo: una cola kilométrica para entrar. No es que yo subestimara el lugar en sí pero tampoco me podía imaginar el poder de convocatoria del Jardín, aunque una vez dentro, ya lo entendí todo. También influyó que era Semana Santa y que el turismo de Marrakech es ya comparable a Nueva York o a cualquier otra gran ciudad del mundo.

 

Y ahí estaba yo, doce la mañana donde el sol empezaba a hacer acto de presencia y la cola cada vez se había más y más larga. Debo confesar que por un segundo pensé en dar media vuelta y dejarlo para otra ocasión, ¡y cómo me hubiera arrepentido! Pero fui valiente y aguanté estoicamente mi cola de más de una hora, que se dice pronto. Por lo que os aconsejo ir a primera hora no sólo para pasar el menos tiempo posible esperando para entrar sino también para evitar las horas de sol más potentes.

Como supondréis la cola era muy internacional y durante esa hora me dediqué un poco a sufrir, sí a sufrir con esas pieles blancas casi transparentes de turistas, expuestas a un sol marroquí de más de 30 grados y…sin protección solar! De hecho había un chico que vendía gafas de sol y sombreros y en ese momento pensé que hubiese sido buena idea tener una cestita a mano y ponerme yo a vender también protección solar así como el que no quiere la cosa.

Y pasada era hora larga de espera, por fin entramos a un pequeño paraíso. Para variar sufrí un pequeño Síndrome de Stendhal entre tanto azul y tanta planta bien cuidada. Y digo pequeño, porque el Jardín no es muy grande, su recorrido es corto y mejor así. Si no, Stendhal se hubiera apoderado de mí y no sé si podría haber conseguido documentos gráficos para la posteridad porque no podía apartar la vista de ningún rincón.

 

Allí me di cuenta que soy una enamorada de los cactus porque no podía dejar de mirarlos y por supuesto de hacer fotos. Realmente siempre me han atraído más los paisajes áridos que los verdes, será porque me recuerdan a los campos de secano de Andalucía. Y aunque el Jardín Majorelle es una explosión de verdes por su maravillosa colección de plantas exóticas, sus excepcionales cactus me recordaban a esos paisajes áridos que tanto me gustan.

Por las fotos os habréis dado cuenta que es lugar muy instagramer. Rincones perfectos que muy mal se te tiene que dar la fotografía como para no llevarte de allí unas cuantas fotos bonitas. Y sí, también había cola para hacer fotos en los lugares emblemáticos pero es que por muy pequeño que fuera el rincón, todos invitaban a ello.

El Jardín Majorelle es un oasis en la caótica Marrakech. Un auténtico placer para los sentidos. Sus colores, sus especies de plantas éxoticas, el sonido de los pájaros, sus fuentes….. sólo tienes que entrar y dejarte llevar. Pasea, relájate y disfruta del paisaje.

3 comentarios en “EL JARDÍN MAJORELLE, UN LUGAR IMPERDIBLE DE MARRAKECH

  1. Precioso, me encantaría visitar Marrakech y más de una vez lo hemos planteado, pero al final por una cosa u otra todavía no se ha presentado la ocasión. Sé que me enamoraría de sus rincones y del colorido que ya me encanta y disfruto en las fotos. Y sé que traería un buen puñado de estas y no me querría venir porque se me haría muy corto aunque estuviese allí un mes. Preciosas fotos Alicia, y bendito síndrome! 😉 Un beso.

    • ¡Gracias Marta! Marrakech Es un lugar precioso y bien se merece una visita ? Yo ya estoy pensando en volver! Besos, Alicia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*